Franchesko Vera inaugura su nuevo Gamberro en el Tubo de Zaragoza

//Franchesko Vera inaugura su nuevo Gamberro en el Tubo de Zaragoza

Franchesko Vera inaugura su nuevo Gamberro en el Tubo de Zaragoza

Franchesko Vera, propietario y chef del restaurante Gamberro, acaba de presentar a la prensa zaragozana su nuevo proyecto en el Tubo de Zaragoza. Desde el próximo 10 de agosto, Gamberro abrirá sus puertas en la calle del Blasón Aragonés 6, el mismo local en el que se encontraba hasta hace poco el restaurante Bal d´Onsera.

Restaurante Gamberro en el Tubo de zaragoza

Foto: Gabi Orte

Con apenas 25 años, Franchesko y su compañera Flor “Pececillo”, se han convertido en una alternativa de alta calidad en la oferta gastronómica de la capital aragonesa. La actitud inconformista y los inusuales planteamientos con los que dirige su establecimiento, lo convierten en el enfant terrible de la cocina maña. “Queremos que el público venga a vivir una experiencia, con la mente en blanco, dejando atrás sus problemas, deseando disfrutar de una narración en la que convivirán picos de intensidades de sabores, aromas y texturas, pequeñas locuras elaboradas con el mejor producto”.

Como han hecho hasta ahora, en el nuevo local ofrecerán dos menús “a ciegas”, uno largo (60 euros) y otro más corto (40 euros), en los que el comensal desconocerá las recetas que va a degustar. El restaurante tiene 30 plazas atendidas por la maître Paricia Lopes, y está decorado por los grafiteros Álvaro Mood y Alberto Aire. Además, disponen de una bodega de 50 referencias –precio aparte y libre elección del cliente- a la que le prestan una especial atención.

restaurante gamberro zaragoza situado en el tubo

“Aunque estamos en el Tubo no vamos a ofrecer tapeo, nuestra barra de entrada será una recepción de los comensales que vayan a acceder al interior de la sala”, subraya el joven chef.

Varios son los motivos por los que dedicaremos la última crónica de este verano a la figura de Franchesko y a su anterior etapa en el Gamberro de la Avenida de Madrid. Uno de ellos, lo confieso como adelanto, es mi convicción de que Zaragoza necesita mantener viva entre su oferta de alta restauración propuestas arriesgadas, provocadoras, inesperadas y, sobre todo, de calidad. El resto de motivaciones os las cuento la próxima semana…. antes de hacer las maletas.

By | 2016-11-08T22:59:34+00:00 agosto 4th, 2016|Prensa y Comunicación|Sin comentarios

Deje su comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.